sábado, octubre 11, 2008

CALLE ARRIBA, nuevo trabajo de ALAMEDA

Pues ya tenemos a nuestra disposición el nuevo disco de Alameda, que lleva por título “Calle Arriba” grabado en Estudio Bola, con la producción artística de Pepe Roca y Jesús Bola, para el sello Fods Records (Fonográfica del Sur)



Un álbum de once temas, que se abre con “Calle arriba”, que le da nombre, tema que nos trae aromas de otro tiempo, muy buen trabajo de las guitarras y teclados, atmósfera limpia… y la voz de Pepe Roca, muy cercano al añorado sinfonismo; continúa con sones de jazz-fusión africano en “Lisanga”, una adaptación de Roca al tema del bajista camerunés Richard Bona, acompañado por la voz de Diego Carrasco, con buenas cuerdas de guitarra, algo distinto con buen regusto; en “La mujer del faro” se enfrenta Roca a un blues donde el bajo y la guitarra sobresalen de un acolchado fondo de teclados; nuevos arreglos para “Ojos de triste llanto” con un soberbio piano de Marinelli y una no menos soberbia voz de Pepe Roca, podrá gustar más o menos en comparación con la versión original, pero para mí la pieza más elaborada del disco; aires de andaluces a latinos y viceversa en “Ora pro nobis” que dice más por lo que cuenta que por lo que canta, aún así destacan los solos de saxo y teclados; en “Picasso”, un tema de R. Romero San Juan, encontramos sones ya conocidos en “Dunas” para lucimiento de Roca y el laúd de Álvaro Girón; de la mano de Marinelli y su piano, entre palmas y guitarra, se nos presenta el primer instrumental de este trabajo, agradable sorpresa que muchos echábamos en falta, ahí, a la vera del jueves, en la “Calle Feria”; “Cantaré” es posiblemente el tema más flojo, en cuanto a aportación, del disco, sin por ello ser un mal tema; continúa con el segundo instrumental, dedicado a la memoria de Manuel Marinelli “A sotavento”, tema de Álvaro Girón, donde las guitarras y teclados se replican sobre la profusión de percusiones, un tema muy cercano a una Jam session; con “El último tren” se vuelve a los Alamedas más clásicos de copla y canción española; cierra “La vida” una melódica balada de guitarras y voces sobre cuerdas de violonchelo.

Un buen disco que nos deja reminiscencia de los primeros Alameda, con un Pepe Roca en lucimiento vocal en casi todos los temas y una guitarra que se hace notar y ¡cómo!, unos teclados majestuosos de Rafael Marinelli y su aportación compositora en ese instrumental tantas veces deseado, la eléctrica de Álvaro Girón en un trabajo de altura y presencia aportando calidad y un exotismo meditado con el laúd, especialmente sorprendido, por notable, con el bajo de Manolo Nieto su mejor versión con el grupo, en cuanto a Antonio Coronel me gustaría verlo interpretar más registros, aún así un buen trabajo en la batería y percusiones, continuando con los coros y voces de Antonia García que sigue contrapunteando a Pepe Roca con sutileza femenina. Exceso de percusiones latinas para mi gusto en el disco aunque de buena ejecución por parte de Miguel A. Torres, pinceladas armoniosas de los vientos de Ignacio Gil, sobre todo sutil con el saxo, las palmas en su justa medida y a tiempo, Diego Carrasco en “Calle Feria” y Jesús Bola en “Lisanga”, coros de jarchiana presencia por parte de Maribel Martín y un violonchelo excelso para el cierre por parte de José Carlos Roca.

En resumen, un disco que no es uno más, a dado un paso más allá dando un paso menos, calle arriba, para disfrute de los amantes de los nuevos sonidos del grupo pero también de los nostálgicos. Reflexión, inflexión y continuidad.

5 OPINIONES VARIADAS:

Anónimo dijo...

Grandiosa noticia. Tantos años echando de menos un buen album de Rock Andaluz.

Anónimo dijo...

Ya era hora!!! Por fin música de calidad!Me encanta, es precioso no podíaser menos con una voz como la de Pepe que despues de tantos años trabajando siga ofreciendonos tan espectacular disco.Me encanta!
Gracias por estar ahi! Te queremos!
tu fan mas incondicional!!!

pastoreña_franciscana dijo...

Un pedazo de trabajo de cabo a rabo.

Yo reseñaría cinco temas:

CALLE FERIA: Una delicia. Aires de Sevillana para un tema descriptivo al máximo, que te lleva de corrido al bullicio mañanero de la calle Feria sevillana en pleno apogeo. La composición deja entrever que este señor entiende un rato largo de música y de composición musical, pues es toda una pieza clásica nacionalista andaluza, compuesta, en vez de para orquesta "convencional", para instrumentos contemporáneos. Digno del mismísimo Albéniz. Marinelli... qué grande eres...

LA MUJER DEL FARO: Poesía en palabras y en sonidos. Arreglos magníficos. Sonoridad impresionante... Te mete en la historia con gaviotas incluidas... y todo por medio de la música. No le sobra ni le falta ABSOLUTAMENTE NADA. Grande, grande.

A SOTAVENTO: de Alameda, Alameda, Alameda... Sonido Alameda de toda la vida. Y sí, recuerda mucho a la música de Manuel Marinelli.

LA VIDA: Es tela de difícil mejorar con música un poema de Juan Ramón. Y lo han conseguido. Gusto y sensibilidad exquisitas, el chelo impresionante... y unos arreglos y un acabado que ya termina de derramar el tarro de las esencias. Como diría el insigne poeta: "dejadla ahí, que ahí es la Rosa".

No sé si ALAMEDA puede ser llamado ROCK ANDALUZ o definitivamente ha roto las barreras de la calificación "ROCK" para ser simplemente ALAMEDA, porque desde luego, han demostrado con su trayectoria que son mucho más que ROCK... infinitamente más de lo que se les ha reconocido.

Anónimo dijo...

Se me ha olvidado la LISANGA... todo un himno a la esperanza. Se basaron nada más que en Granados para hacer una de sus más célebres creaciones y lo bordaron. Ahora se han basado en un tema camerunés y lo han vuelto a hacer... Hay que dominar muchísimo el campo para hacer esto... y tienen más que demostrado que dominio no les ha faltado nunca.

toni dijo...

aunque los componentes en su mayoria sean nuevos, esta claro que para tocar con alameda no basta con ser un aficionado, aqui hay musicos profesionales al igual que en su formacion inicial, para mi gusto un estilo mas actual que se aleja de aquellos primeros discos, pero bueno, es normal, los tiempos cambian y el disco me parece bastante bueno, gracias por este aporte.