martes, octubre 04, 2011

Y Silvio encontró a Perea

Delantero de cuarzo en aquella delantera de cristal sevillista, polvorilla que juraba en arameo ante cualquier jugada fallida y que se resignó ante la manipulación de aquel NO-DO franquista que no reconoció su aportación decisiva en la Copa de Europa que la selección española consiguió en 1.964, año en el que nací yo.



Dos años estuvo con el escudo sevillista, de 1.959 a 1.961, pero fueron suficientes para que el sevillismo calara hondo en él, en una entrevista, ya como entrenador, comentó que no le gustaría dejar el fútbol sin entrenar a nuestro equipo y que era lo único que le faltaba por hacer en esto del balompié, desgraciadamente las circunstancias se lo impidieron. Un grande sin duda de nuestra historia.

Ya no podrá ser, pero seguro que en el tercer anillo encontrará un buen puñado de futbolistas nervionenses para confeccionar una plantilla de lujo y aficionados dispuestos a deleitarse con ellos.

Uno de ellos, D. Silvio Fernández Melgarejo (cuantos mensajes ocultos en sus canciones), dejará ya de entonar aquello de “...vengo buscando a perea...”, ya lo encontraste Silvio, Perea, el gran Pereda, ya está contigo. Cuanto arte junto.

2 OPINIONES VARIADAS:

J.J.Conde dijo...

Y si hablamos de D.Manuel Corrales, qué... No sé si lo has hecho, pero sería muy interesante entresacar esos mensajes ocultos de Silvio. Algo así como El esoterismo de Silvio. Al igual que está en Gustavo Adolfo, lo está en Silvio. Yo, que soy del Barça, lo recuerdo a la perfección.Un abrazo, Manuel.

Manuel Corrales Scota dijo...

Tentador lo de Silvio, ya lo creo.

Yo no le vi jugar, no lo recuerdo, se retiró en 1.970, pero esa entrevista de la que hablo sí que se me quedó grabada, era seleccionador Sub-21 cuando lo dijo, a ver si la encuentro.