jueves, septiembre 20, 2012

Medina Azahara cambia componentes y ¿estilo?

            La sección de ritmo completa de Medina Azahara cambia de componentes, causan baja Manuel Reyes como baterista y Charly Rivera como bajista, que serán sustituidos por Nacho Santiago a la batería y Juanjo Corbacho al bajo, continúan Manuel Martínez como voz, Paco Ventura como guitarra y Manuel Ibáñez, que hace poco más de un año pasó de colaborador a miembro del grupo, a los teclados, con el apoyo en las voces como colaborador de Manuel Escudero. Hasta aquí nada que no ocurra en los grupos de rock con más o menos frecuencia, como en los propios Medina a lo largo de su historia.

Nuevos componentes de Medina Azahara en su página de Facebook

            Nunca me he callado a la hora de valorar el devenir de Medina Azahara en los últimos veinte años y su propuesta musical, así que esta nueva situación no va a ser menos, porque entiendo que en este cambio, tan brutal como inesperado, hay un trasfondo que no se debe pasar por alto.

            Por un lado las formas, en los anteriores cambios, la iniciativa de dejar el grupo partió de los propios músicos, sin entrar a profundizar en los motivos individualizados que llevaron a ello, en esta ocasión han sido los propios Medina (léase Manuel Martínez y Paco Ventura) los que “...han considerado llegado este punto prescindir de mí. He recibido esta "invitación" a marcharme con cierto asombro. Que quede claro que yo nunca hubiera abandonado Medina Azahara”, reconocido así por el propio Manuel Reyes.

            Y por otro el fondo. De todos es conocido el proyecto paralelo que Manuel Martínez, Paco Ventura y Manuel Ibáñez estaban desarrollando bajo la denominación de La Luz, un grupo con temas más cercanos al estilo de los Medina originales, ese Rock Andaluz que fue perdiendo el grupo a partir de “... en Al-Hakim” y, si me apuráis, de “Sin Tiempo”, curiosamente coincidiendo con la entrada de Manuel Reyes. Y qué casualidad que sean los miembros de La Luz que no pertenecían a Medina Azahara, los que se incorporen ahora al grupo; es más el disco que estaba previsto sacar por La Luz en octubre en la discográfica Senador, saldrá ahora bajo el nombre de Medina Azahara con la misma discográfica, abandonando por segunda vez el amparo de Avispa. Está claro que mantener los dos proyectos en paralelo no era posible, en la página oficial de Medina Azahara en Facebook se puede leer “Para subirte a un escenario tiene que existir un buen rollo, divertirte con lo que haces y pasarlo bien para poder transmitiros lo que vosotros os merecéis y lo paséis estupendamente. Para hacer buenas canciones, tienes que tener buenas vibraciones”. Hablan también de los últimos conciertos y del estado en el que se encontraba el grupo en los mismos, ¿cómo se tienen que sentir los incondicionales que asistieron a esos conciertos?

            Manuel Reyes no ha sido nunca santo de mi devoción en cuanto a gusto musical, su calidad como baterista está fuera de toda duda, y si las cosas se han producido como dejan entrever me parece una auténtica falta de respeto para un compañero que lleva en el grupo ininterrumpidamente más de veinte años, la salida de Charly Rivera la veo como accesoria y propiciada por la de Reyes. Los motivos se pueden extraer de ambos comunicados, a saber mal rollo entre los componentes, sin duda provocado por el proyecto La Luz, los tiempos de los ensayos se comparten y la composición de temas nuevos se ve también reducida en cuanto a dedicación, ya que de la inmensa mayoría de temas son autores Manuel Martínez y Paco Ventura; estos no aguantan más las desavenencias con Manuel Reyes y deciden prescindir de él. Piensan en Nacho Santiago para sustituirlo y deciden hacer lo mismo con el bajo, así el proyecto se unifica, dando por finiquitado el nombre de La Luz.

            A mi entender, este movimiento no se va a quedar solamente en un cambio de nombres, sino que va a desembocar en una reordenación total del estilo musical de Medina Azahara, volviendo a unos orígenes que con Manuel Reyes a la batería eran prácticamente imposible y qué mejor que lanzar el disco previsto de La Luz como de los nuevos Medina y con una nueva compañía que rompe con todo lo que Avispa ha significado en su trayectoria.

            Desconozco la calidad musical de los dos miembros nuevos, aunque los que los han oído me comentan que son bastante buenos, y de las grabaciones realizadas, pero si todo es por un cambio hacia el Rock Andaluz, bienvenido sea, aunque las formas empleadas para este cambio dejan mucho que desear.

1 OPINIONES VARIADAS:

Rafalé y Olé dijo...

A mí me parece inaceptable esta actitud, porque única y exclusivamente señalan que Medina lleva un rumbo en el cual tan sólo dos personas, aunque sería capaz de decir que una, señala el rumbo del barco. Eso no creo que sea lo que nos ha ido enseñando Medina en unas letras que hablan de libertad, paz, amor y felicidad...

Pero tranquilos, que yo ya estoy desengañado... No es la primera vez que veo ese tipo de incoherencias en el seno de Medina Azahara (desde la salida de J.M. Fernández hasta la persecución iniciada por Paco por el tema de rularnos un cd por Internet). Es triste, pero llega el día en que te levantas y descubres que tus ídolos, una parte de tu vida, es un engaño o es una persona que lleva careta.

Siento que lo que han hecho con Manuel y Charly es una cacicada en toda regla, que el proyecto de La Luz es un puro eng
año y que Medina sigue 'A La Deriva' como, creo, después de La Estación De Los Sueños. Como he leido por ahí, han intentado exprimir la gallina de los huevos de oro, pero los años buenos han pasado. Y ahí estarán los resultados a la vista, como cuando con vuestros conciertos de La Luz habéis arrastrado a poquita gente, como cuando se agoten las ideas y las giras revisiones de éxitos dejen de dar su fruto.

Para mí, Medina Azahara será Andalucía, Sin Tiempo, Aixa, Tierra De Libertad, XX, L Esquina Del Viento, Tanger, A Toda Esa Gente, Donde Está La Luz... un recuerdo bonito, una canción que te levanta el ánimo, una balada que te acaricia el alma.