sábado, noviembre 06, 2010

La Perla de Sefarad toma brillo

Aún lloran los hebreos su enésimo destierro, dejando atrás posesiones y riquezas, venganza religiosa del fanatismo almohade, aljamas desoladas y la vida en vilo. Yermo el camino, yermo el hogar y la Perla de Sefarad, Eliossana de Talmud ajado por el aliento mahometano, oculta su brillo.

Ese brillo, prisionero del tiempo, empieza a tomar nuevamente esplendor ante el lustre de cuatro amigos, Julián Ranchal, Cele Montilla, José Pino y Miguel González que deciden frotar el aljófar con notas musicales allá cuando 1.994 quebraba su existencia. Trabajo oculto hasta que lo muestran en 1.996, nació la Zambra y nacieron al público como "Prisioneros del Tiempo", homenaje al nuevo destello de música añeja. Una maqueta, prisioneros de la Patria y a la vuelta, resplandece "Sefarad", la voz y guitarra de Ranchal, los teclados de Pino, la batería de Montilla y el bajo de González tenían la culpa de que la perla resplandeciese de nueva luz, para el barniz, Ranchal cede su guitarra a Mario Alcántara, quedando el grupo definitivamente encajado.



Se inundan de rock sinfónico andaluz, mezclando matizaciones arabescas y ritmos rotundos, los numerosos conciertos en los que participan, metiéndose entre 1.997 y 1.998 en los Estudios Dune a registrar lo que sería su primer C.D., doce temas propios y, de Bonus Track, dos temas en directo, el nombre como homenaje a sus inicios "Prisioneros del Tiempo", el nácar irradiaba luz, la calidad hacía el resto.



Dos años centelleando los caminos y de nuevo a los sótanos del estudio, catapulta hacia el ático de la gloria musical y en 2.000 asoman refulgentes los diez temas de "La Calle del Olvido" de sonidos exquisitos, de vitalidad íntima y denuncia ajena en las letras, que llega a los oídos mexicanos de ICIE, que decide lanzar una versión azteca del disco, incorporando como Bonus Track un tema compuesto por Paco Ventura y Manuel Martínez, Medina Azahara se rendía al resplandor de la Perla de Sefarad algunos siglos después.



Llega 2.004 y el fulgor perlado empieza a marchitarse, como aquel histórico pero sin estertores, de muerte dulce, un descanso en el camino que en el horizonte otean otras ideas y otros proyectos.

Nuevamente la patria de Moctezuma llama a las puertas de Sefarad, 2.008 rondaba en el calendario y reedición de "Prisioneros del Tiempo" con dos nuevos Bonus Track, un tema inédito y un videoclip, la perla empieza a asomar nuevamente de su carcasa, no era muerte sino catalepsia y Miguel reúne a Julián y a Cele (Mario y José pulen otras alhajas) y otra vez al bruñido de nuevas luminosidades, buscando a los compañeros adecuados para tan ardua tarea.

Actualmente el futuro se presenta radiante de ideas, Sefarad está en pleno proceso de composición y grabación de los nuevos temas que compondrán su tercer trabajo discográfico, aún falta la guitarra, pues los teclados se hallan en buenas manos, las de un Mendigo, Luis David García, que asoma sus dedos para enlucir, al menos de forma ocasional para los próximos conciertos y la grabación del disco, esperaremos atento lo que depara esta unión, sin duda provechosa para ambos.

Ya sabéis, atentos a esta nueva etapa, Sefarad apuesta fuerte y en el confín del espacio musical una bola blanca y radiante acecha desde su nueva fase de esplendor para deslumbraros sin remedio.

2 OPINIONES VARIADAS:

Monchi.. dijo...

Tremenda Alegria que Sefarad resurja..¡¡Los Sefaradienses" estamos de Enhorabuena..¡¡¡ y por cierto que muy interesante esa "ayuda! del Mendigo "Luis"..Genio donde los haya..Muchas gracias por la cronica..¡¡

Dama dijo...

Perfecto, resurgir para satisfacción de los que amamos esta música, por otro lado increíble.
Saludos, Manuel.