miércoles, septiembre 29, 2010

Smash, We Come to Smash This Time

Antonio Smash manda una carta a Gualberto, indicándole el desastre en que se estaba convirtiendo los directos del grupo, con miembros que iban y venían, siendo los más asiduos, Mané y Silvio, así que vuelve de su viaje de Estados Unidos y con él, trae un nuevo instrumento que une a la sonoridad del grupo, el sitar.

La escasa promoción del disco anterior por parte de la discográfica y el desencanto que supuso y ante la presión de grabar un segundo L.P. de forma inmediata, Smash se plantea romper con Phillips, pero antes estaban obligados por contrato.



La compañía se luce con la portada, el nombre del grupo de forma repetida y superpuesta sobre fondo blanco, escenificando la intención de dar por terminada la tensa relación contractual sin ningún tipo de esfuerzo promocional. El título del disco es toda un declaración de rabia "We come to smash this time" (Esta vez venimos a golpear) y pasan del tono blues del anterior a ser un disco totalmente progresivo y psicodélico.

El primer tema del disco ya salió como adelanto en un single y en la portada aparece un quinto miembro de Smash que no es otro que Silvio Fernández Melgarejo, asiduo en los directos, en la única grabación que realizó con el grupo, aportando las percusiones de este "Well, you know" de vibrante onda progresiva y potente guitarra; en "First mouvement" la melodía armónica de las voces se posan sobre el fondo progresivo del clavicordio, creando una atmósfera magnética propicia para el destacado final de guitarra; por primera vez en Smash aparece el flamenco, proviene del desgarro quejumbroso de Juan Peña "El Lebrijano", sobre otro sonido nuevo, el sitar, y la tabla india de acompañante rítmica consiguiendo un sugestivo efecto al escuchar este tremendo "Behind the Stars"; el martillador estribillo a coro de "We come to smash this time" hace que sea considerado como un himno de la banda, para mí un tema plano y huero que fue sacado como single promocional del L.P.; la cara "B" de ese single fue "My funny girl" bonita balada de carácter folk en modo acústico; algo de blues y rock psicodélico para "Don't be sad baby" donde destaca el magnífico trabajo del bajo y la batería, con final trepidante; batería y bajo que vuelven a destacar en "Fail safe" sobre la voz deformada de Julio y las guitarras acedadas para completar un tema que podría ser el más progresivo e indómito de la banda; para terminar un tema de guitarras escueto y con alusivo "Good bye" más dirigido a la compañía de discos que al disco en sí.



Con algunas pinceladas de obra maestra y, sobre todo, con ese primer paso hacia el flamenco, este segundo L.P., realizado con prisas, apenas si se promociona y la banda, buque insignia del underground patrio, se replantea su futuro, fuera ya de la multinacional que encorsetó su creatividad.

El siguiente enlace tienes los créditos del disco:
We Come to Smash This Time

1 OPINIONES VARIADAS:

Dama dijo...

Es que me encanta el ramalazillo flamenco que parece no serle permitido a este estilo de música que se hacía por los Smash.